Sexo y diversidad funcional

Arthur de Pins y sus pecados
1 agosto, 2013
Un año de erotismo y sexo
21 agosto, 2013

Sexo y diversidad funcional

De por sí ya es complicado hablar de sexualidad de una manera natural. No solemos tener muy claro cuál es la diferencia entre lo sexual, lo sensual, lo erótico o lo pornográfico. Así que si le sumamos el elemento de la diversidad funcional, automáticamente nos quedamos sin palabras.

 

Partamos de la base que todas las personas tienen unas necesidades sexuales. Seguro que estamos todos de acuerdo. ¿Entonces por qué nos cuesta aplicarlo a alguien que tiene una limitación física o psíquica? Derechos sexuales son derechos humanos fundamentales y universales.

 

De estos extraemos que cada persona, al margen de tener alguna discapacidad, tiene derecho al libre acceso a la información necesaria sobre la sexualidad, y lo que es más importante, cada individuo tiene derecho a la expresión de su sexualidad.Declaración del XIII Congreso Mundial de Sexología, 1997, Valencia, España. Revisada y aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial de Sexología (WAS) el 26 de agosto de 1999 en el XV Congreso Mundial de Sexología, Hong Kong, República Popular China.

Parece que no está tan claro. Muchas familias no saben qué hacer llegado el momento. Les cuesta poder hablarlo. Desde siempre, profesionales del sexo han cubierto esas necesidades. Mucho mejor que el propio padre o madre tenga que masturbar a su hijo. Porque el sexo es necesario y la ausencia del mismo puede provocar alteraciones.

yes-we-fuck

Generalmente basamos nuestra actividad sexual de una forma genital, olvidamos y obviamos que los estímulos son muchos. El órgano sexual más grande que tenemos es la piel que nos cubre todo el cuerpo. Y el más potente es el cerebro, no el pene erguido. Porque las personas que tienen una diversidad funcional física pueden tener sexo. Porque las personas que tienen una diversidad funcional física pueden tener sexo. No son asexuados, no son como niños, resultan atractivos para otras personas, pueden tener pareja, pueden casarse, pueden tener descendencia. Porque no todo es el coito.

Llegado a éste punto, se reclama la figura del “asistente sexual”. En países como Alemania, Suiza, Holanda, Dinamarca, ya existe. En Francia se está debatiendo y en España desde la asociación Sex Asistent de Catalunya, se está pidiendo también. Tradicionalmente este papel, dado que a muchos de los afectados por la diversidad funcional les cuesta relacionarse personalmente, acuden a profesionales del sexo para poder cubrir las necesidades. Y estas personas no están formadas, desconocen las diferentes necesidades que pueden tener o cómo ayudarles a moverse. Por eso, muchas de las asociaciones de discapacitados piden que se tenga en cuenta y que se ofrezca esta formación. La misma asociación está confeccionando ya material didáctico para este fin.

Olvidemos un poco el sexo y busquemos el placer. Los abrazos, las caricias, los besos, el masaje sensual, los juegos. ¿ Y a ti qué te parece? ¿Estás de acuerdo en que se normalice la figura del asistente sexual?

*Texto elaborado para LMR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *