Masoquismo y BDSM

Cosas
20 septiembre, 2012
Swingers y doble moral
25 septiembre, 2012

Acabo de rozarme el hombro y me duele. Es el resultado de la otra noche. Si miro con atención puedo percibir una diferencia, al tocarme la textura es diferente y me duele más. Casi puedo ver la dentadura perfecta. Sí, me mordió. No fue como sucede en la guardería con los niños. Este es un juego de más mayores. Es el producto de esa pasión que a veces no sabes ni quieres canalizarla de otra manera.

Tendré el recuerdo varios días, aún no ha cambiado de color. Me gusta tener la marca física un tiempo después del encuentro. Es una manera de volver a vivir ese momento. No se si calificarlo de práctica BDSM (Bondage, Disciplina y Dominación, Sumisión y Sadismo, Masoquismo). No es que haya querido poner en práctica ninguna escena de la archiconocida trilogía de Cincuenta Sombras, ¡no! Sencillamente el otro día pasó. De lo único que me alegro, de las novelas en cuestión, es que muchas mujeres han echado a volar su imaginación. Hay mucho más que mimos y misioneros. Me niego a hablar de Cincuenta Sombras, para Grey tengo reservada una entrada, en cuanto termine la tercera parte. Por cierto, los que vayáis buscando acción no os molestéis en leerlo. Me ha decepcionado mucho. 

No me considero sumisa ni mi pareja es sádica. Aunque creo que su opinión ahora sería importante, una pena que no esté aquí. Es curiosa la tolerancia al dolor. Sin duda, si se me acerca ahora con el colmillo afilado creo que tendríamos un pequeño problema. En cambio, cuando estamos en la cama no me duele, al contrario, puedo decir que me produce placer. Igual si es masoquismo. Me gusta en ese momento y casi me gusta más después. Tener secuelas después de una relación me resulta interesante, sobre todo si ha sido un buen encuentro. Quieras o no, dura lo que dura y el orgasmo u orgasmos también. En cambio, si hay una marca física la relación con esa persona continúa un poco más allá. Quizá algunos días después. Ese recuerdo, casi, me chifla.

La verdad es que no tengo mucha experiencia en BDSM. Quien más o quien menos hemos recurrido a algún azote, al tirón de pelo (como dice mi amiga) y algún bocadito. Sí que soy aficionada a morder, supongo que es una manera de pedirlo sin hablar. No siempre mis parejas han respondido y cuando lo han hecho ha sido un dulce dolor. Afortunadamente nunca en verano.

Estas prácticas van asociadas a una estética determinada, cuerdas, cuero, látigos, fustas, ganchos y argollas. Se priva alguno de los sentidos para agudizar otro o se limita la acción. La vista, el tacto, la voz, el movimiento. Todo ello provoca nuevas sensaciones.

Es necesario confiar en tu pareja para poder hacerlo sino es imposible disfrutarlo. Tenemos que tener claro que son prácticas seguras y que no corremos ningún peligro. En mi caso, lo peor que me pasó fue tener la zona amoratada durante algo más de dos semanas. Y el actual no llegará a siete días. Cosas de la pasión y el frenesí. No siempre es lo mismo. Tenemos que buscar diferentes cosas, actividades y dejarnos llevar por las situaciones. Creo que el control y la planificación deben aplicarse fuera de la cama, no me malinterpretéis, el sexo siempre seguro, pero la imaginación y la química que aparece con la otra persona es algo único, por lo que lo debemos aprovechar y sacarle el máximo partido. 

4 Comments

  1. ilun dice:

    en una relación hay que probar de todo, ya que es la única manera de saber si te gusta o no……pero lo importante es disfrutar de ello

    • vivelsexo dice:

      Hay que probar cosas siempre y cuando ambas partes enten de acuerdo y por supuesto disfrutar de ello. Si algo no gusta o no es como habíamos esperado no pasa absolutamente nada, ya sabrás que no es necesario volver a ello. Ilun, una vez más muchísimas gracias!!!

  2. Esa fina línea que separa el dolor del placer. Yo tampoco puedo evitar morder. Lo he intentado por petición del amante en cuestión pero no puedo, no lo controlo.

    Me encantas tu blog, por cierto :).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *