Magaluf: Sex, Alcohol and Sun de Javier Izquierdo

Primeras Veces
28 octubre, 2012
Dolor de cabeza y Jaquecas
7 noviembre, 2012

Magaluf: Sex, Alcohol and Sun de Javier Izquierdo

Javier Izquierdo es un fotógrafo mallorquín. A diferencia de todos los que he ido presentando en Vivelsexo cada jueves, a Javier, tengo el placer de conocerle personalmente desde hace varios años. Hace unos días me envió el enlace a su nuevo trabajo: Magaluf: Sex, Alcohol and Sun.

Es curioso, perfeccionista y viajero incansable. Precisamente esa curiosidad y ese perfeccionismo es lo que le lleva a conseguir todas esas fotografías. No solamente busca una imagen con la que poder transmitir algo. Cada una de ellas forma parte de una historia. En su conjunto final nos está relatando, siempre, una realidad.

Así como otros fotógrafos crean la imagen a partir de una idea, Javier Izquierdo no. Piensa en ello, lo vive y después lo captura. Magaluf: Sex, Alcohol and Sun ha sido un trabajo de dos años y me consta que muy duro. Muchísimas noches en busca de esa fotografía que quería tener. Metido de lleno en una experiencia ajena al resto de isleños. Tenemos una ligera sensación de lo que sucede en Magaluf pero reconozco que oír muchas de las historias que me ha ido contando en estos dos años de lo que se iba encontrando ha sido más que sorprendente. Es un territorio acotado a los ingleses donde los españoles no somos una buena pieza en el puzzle. Las fotografías son potentes más allá de la imagen transgresora que proyectan algunas de ellas. Es cómo viven su estancia en la isla, las relaciones entre ellos y su sexualidad.

Sobre fotografía, sobre sexo y sobre emociones es de lo que siempre hablamos mientras compartimos un té. En unas semanas volverá a marcharse de viaje en busca de nuevas historias, aún no se ha ido y ya deseo que vuelva para ver qué se ha traído en la mochila.

Os invito a que visitéis su página y su blog. Es un personaje único, a quien más solicitudes de amistad he tenido que aceptar (el caralibro no comprende su visión del mundo y del arte) como especial fue la forma de conocernos. Una tarde noche en un bar de Santa Catalina, él estaba hablando con unos amigos, en la mesa de al lado, sobre Saudek y el erotismo, no puede evitar participar en la conversación. ¿Cuántas horas a día de hoy habremos pasado hablando de sexo? Siempre buscando el por qué. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *