Jan Saudek y el erotismo en un mundo onírico

Masturbación de mujer y Onanismo
9 septiembre, 2012
Sensualidad y emociones
14 septiembre, 2012

Jan Saudek y el erotismo en un mundo onírico

Jan Saudek es un fotógrafo de aquellos menos conocidos. Su fotografía es como mínimo provocadora, como él mismo, algo que puede verse en todas sus imágenes. Es un artista que siempre me ha cautivado. Hay diferentes niveles de lectura y entendimiento en cada una de sus obras. El erotismo y la sensualidad tienen una fuerte presencia.

Motherhood, 1986

Un hombre está a punto de entrar por la ventana mientras una mujer duerme plácidamente parece una estancia reducida, donde no hay más que los dos protagonistas, las sábanas que cubren a la mujer, una muñeca y una ventana por dónde entra el hombre.

Pesadilla, 1983

Jan Saudek nació en 1935 en la antigua Checoslovaquia, sobreviviendo su poder creativo a décadas de represión comunista y poscomunista. Siempre ha sido un personaje provocador y lo plasma en su obra. No solo los miedos de un hombre que desde pequeño sufrió el peligro de la persecución judía por parte de los nazis, son las angustias de un carácter inadaptado, vigilado una y otra vez por las autoridades estatales durante largos periodos, dice Daniela Mrázková. El paso del tiempo, de la vida y cómo afecta a los cuerpos es algo que casi le obsesiona. Repite los mismos retratos con algunos años de diferencia. una contínua confrontación entre la vida, la muerte y el sexo. 

Ten Years of My Veronika, 1972

Ten Years of My Veronika, 1977

Ten Years of My Veronika, 1982

Empezó a fotografiar cuando tenía dieciséis años pero sus primeras imágenes fueron motivo de burla y abandonó su propósito. La retomó con fuerza en los 60 cuando visitó la exposición The Family of Man d’Edward Steichen que despertó su sensibilidad hacia su sueño. 

My first photograph, 1953

Unos sueños y una realidad, la suya, que traduce perfectamente en sus fotografías para que cualquier persona las pueda entender.En su producción no hay lugar a la realidad. La pared con moho y la ventana son iconos que se repiten en su obra. La pared solo cambia de color, la ventana siempre está abierta para poder ver el exterior. Un exterior que cambia en función de la historia que Saudek quiera contar.

This Star is Mine, 1975

Saudek ha huido de la captura de la instantánea en el momento decisivo, él imagina una imagen y a continuación la escenifica para la cámara. De esta forma continua con la tradición del “tableau vivant”. Otras veces recorre a configuraciones de inspiración cristiana o préstamos de artistas contemporáneos.

Photographer as Jesus, 1953

Saudek busca crear un mundo onírico para sus protagonistas. Empieza un juego especial. Los desnuda les da otra vestimenta, accesorios no habituales en su vida diaria. Todo para convertirlos en las personajes de sus visiones. Unas visiones y un tratamiento tan minucioso hacia la mujer que nunca ha tenido otro fotógrafo.

Eva No 2, 1978

Investiga a la persona que tiene delante y no solo como observador, sino como parte implicada en el proceso. Él dice que “no tengo posibilidad de retratar la vida de otras personas, retrato la mía” De hecho le vemos en muchísimas de sus fotografías.

Brothers, 1986

Introducirse en su mundo resulta una experiencia entre atracción y repulsión. Entre conciliación y confrontación. Bajo una mirada compleja juega muchas veces con el antagonismo figurado filtrado de emociones.  

Dawn N1, 1959

Sus imágenes pretenden afirmar que la belleza, el amor y la compasión existen, pero al mismo tiempo que acaban siendo ilusorias y transitorias. Nada es suficiente, la soledad, el tiempo, la desesperación o la muerte son inevitables.

Love Story, 1974

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *