El arte de Besar

Cosas que me ponen
25 noviembre, 2012
Código Deontológico entre Amantes
7 diciembre, 2012

Es jueves y es el día que dedico unos minutos al arte. Casi siempre ha sido sobre un fotógrafo pero desde hace varios días pienso en los besos. ¿Besar es un arte? No todos besamos de la misma manera. Hay muchísimos besos diferentes. ¿A qué se debe la variedad?

¿Quizá al momento? Tenemos el piquito del hasta luego, bajándote del coche o saliendo de casa. Son esos besos con inercia que dejan de ser “beso”. Igual que los saludos habituales, ves a alguien y le besas en la mejilla. Realmente son besos al aire. No me gustan, es más, me molestan. Esa cordialidad, ¿por qué tengo que besar a alguien que no conozco? O en caso afirmativo no tengo una relación muy estrecha. En mi caso es al revés cuanto más conozco a una persona menos la beso, a no ser que sean besos de los buenos.

Unos de los que más me chiflan son los besos de mariposa. Aquellos que con las pestañas. Son tan delicados, tan suaves, tan especiales… Recuerdo más de una mañana con besos de mariposa. He llegado a entender por qué se llaman así.

Hay besos sonoros, de esos de risas y mucho escándalo. Los hay por sorpresa, los recibes cuando no te los esperas y la reacción puede ser diversa. Del último que me aventuré a regalar sin ser esperado, no recibí el feedback que esperaba… Hubo respuesta, sí, pero por mi parte fue fruto de una tensión acumulada y mi mente había ido mucho más allá, también es que me tiene acostumbrada a unos movimientos más salvajes… Besos sorprendentes y altamente sensitivos como aquel que me regalaron sin saber que existía. Delicado, pausado, recorriendo con mimo todos los rincones de mi boca.

Los besos tímidos de esa primera vez que besas a alguien. Estás coqueteando y no sabes cómo acercarte para que suceda… Y… Pasa. El desencanto aparece cuando no hay una compenetración con esa persona, en el ritmo, en los movimientos, en jugar con los elementos que tienes. Eso es feo, qué pena que no te gusten los besos de alguien porque aunque en la cama todo fluya, si los besos no son buenos. Si no me llegan hasta abajo, soy consciente de que no pasará mucho tiempo en mi vida.

Esos besos con pasión, en los que puedes saborear a tu pareja. En los que todo fluye, en los que piensas en lo rico que está. Cuando te tira del labio con ternura, o sin ella. Cuando se lo haces tú a ella. Supongo que besos hay tantos como persona pero si tengo que quedarme con alguno será con ese de morritos blandos en los que te rozas y me pongo tonta. O esos que me promulgan en el cuello… Tampoco pueden faltar los de mis mariposas.

¿Quién pensaba que hoy no hablaría de arte? Sin duda, besar bien es un arte. ¿Qué te parece?

2 Comments

  1. ilun dice:

    el primer beso nos da mucha información sobre la persona que tenemos enfrente, así que le tenemos que prestar cierto tiempo para saber que queremos transmitir.

  2. vivelsexo dice:

    Ay! Me dejé los besos a escondidas, esos prohibidos, los furtivos… ¡Saben tan bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *