Dolor de cabeza y Jaquecas

Magaluf: Sex, Alcohol and Sun de Javier Izquierdo
1 noviembre, 2012
Historia de O.
8 noviembre, 2012

Siempre se dice o estamos más acostumbrados a eso de que los hombres tienen unas necesidades sexuales más elevadas que las mujeres. No estoy del todo de acuerdo. Supongo que puede variar en función de la persona. Para mí es vital, necesito sexo. Es la mejor manera de aliviar casi todos los males. ¿Cuándo nos duele la cabeza a las mujeres?

Ayer se me fue embotando la cabeza durante la jornada. El tiempo, el estrés de las entregas, tantas horas en el despacho… Al final cerré el ordenador porque ya no sabía ni dónde me encontraba. La solución no fue un analgésico. Fue un magreo interesante. Claro que sí, llegué a casa como nueva. Hasta con ganas de seguir escribiendo. Una pena que no fuera más. A veces queda ese sabor agridulce, ese “qué pena que no haya sido más, otro más”… ¿A las mujeres nos duele la cabeza?

Como dice una amiga, cuando se le despierta el monstruo es terrible. Según ella puede estar sin sexo, sin penetraciones, el tiempo que haga falta pero cuando tiene una sesión los siguientes días se le hacen cuesta arriba, quiere más a todas horas. Otra amiga, la semana pasada le dijo a su amante que si iba a visitarla que tuviese claro que por menos de dos no le abría la puerta. El último encuentro había sido de uno. Jugaron un partido de tres sets. A las mujeres nos duele la cabeza…

Ese momento en el que te despiertas y donde ya se intuye el amanecer y le miras. Está durmiendo. Te vuelves. Cierras los ojos. Piensas que debe quedar aproximadamente una hora para que suene el despertador. No tienes sueño. Vuelves a mirarle. No se ha inmutado. Te acercas. Le acaricias. Responde. No gruñe. Sigues con los mimos. Se va acomodando… Y sigue durmiendo. Pero a las mujeres nos duele la cabeza.

Podría seguir intentándolo pero me sabe mal despertarle. Es una situación incómoda. En alguna ocasión he recibido alguna negativa y reconozco que me ha molestado. En ocasiones, mucho. Sobretodo cuando es una relación esporádica con alguien. En pareja el sexo se vive de forma diferente. Pero cuando es algo improvisado quiero saborearlo. Con uno no basta, por increíble que pueda haber sido.Y a las mujeres nos duele la cabeza.

A mediodía he recibido visita, qué pena que no me dolía la cabeza. No puedo estar cerca de él, su presencia en la misma habitación me altera. No iba a hacer nada porque no teníamos ni tiempo ni era el día más apropiado. Tonterías. Me he acercado y he notado que tenía una erección. Le he mirado con cara de -¿Cómo? – Tenerte cerca, qué quieres. – Me ha respondido… – Es toda una provocación – . Será el día, este otoño absurdo que hace que las mujeres tengamos jaquecas y ellos deberían vitaminarse y mineralizarse. 

2 Comments

  1. raquel dice:

    me encanta lo k publicais

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *