Días alterados

ELLEN VON UNWERTH, glamour, sensualidad, erotismo y algunas perversiones
14 noviembre, 2012
Alberto García- Alix
22 noviembre, 2012

En los últimos días he estado leyendo (por casualidad) varias entradas sobre qué y cómo escribir un post interesante en una bitácora. Más o menos todas coinciden en lo mismo. Observar tu entorno más inmediato, escuchar atentamente a todo el mundo, contar las cosas de manera sencilla y sobretodo de un modo cercano. Son aspectos que no me había planteado nunca en exceso, al menos aquí, en #Vivelsexo y que he ido haciendo de forma inconsciente.

Esta última semana he echado de menos algunas cosas, tener tiempo de ponerme ante la pantalla e ir reflexionando sobre algunos temas. He echado de menos tener un poco más de vida social y “vinear” por ahí. He echado de menos tener más sexo. Ahora mismo es como si escuchara a una amiga diciéndome, -¡Golfa! ¿De qué te quejas? – No me quejo, solo que hubiese practicado más de lo que lo he hecho. Además está demostrado que es muy saludable tener de dos a tres relaciones sexuales por semana. ¿Contamos? Hoy es viernes… Definitivamente, tengo las hormonas alteradas.

Me niego a volver a repetir este patrón, no escribir, no catar algún vino nuevo y no intercambiar más fluidos. Entiendo a algunas de mis amigas cuando dicen que la vida diaria les absorbe y llega la noche, y no tienen tiempo de nada. Pero ¿qué me dices de llegar a casa y que te reciban a bocado limpio? Lástima que no siempre existe esa opción.

La búsqueda del equilibrio es lo suyo. Y ahí me encuentro. Nuevos campos profesionales están haciendo que reste tiempo a muchísimas otras cosas que me gustan. Y no quiero que afecten a mi sexualidad.

¿Hedonismo? No sé si es eso. No es solo eso, va más allá del placer. Es comunicación, es relación con el entorno, sea del tipo que sea. En cuestiones sexuales, es una magnífica manera de relajarse y liberar tensiones. Necesito dejar la mente en blanco y no se me ocurre mejor forma que a través de las sensaciones que te produce estar con tu pareja. Dejarte llevar, hasta ese punto en el que te tiemblan las piernas y no sabes dónde estás.

He hablado con mi amiga hace un momento, efectivamente, al comentarle que echo en falta un buen meneo, rápidamente, como era de esperar, me ha hecho un croquis de mi mapa emocional. ¿Cuál es el problema? Hoy es uno de esos días en los que me he levantado alterada. Sí, calentita. ¿Demasiadas feromonas en el ambiente?

Las cosas sencillas, que vienen por casualidad, sin buscarlas. Diría que sin motivo pero siempre hay alguno… Y pasan. Esas cosas que forman parte de la vida. Como dice mi amiga que te ayudan a empujar el carrito. Todo eso que hace que escriba y que comparta una copa de vino, o una botella. Por lo que parece, es una ley básica, que puede aplicarse para escribir una buena entrada en tu blog o para ser feliz en tu día a día. Observa, escucha y sé claro. Y aunque no tenga cerca a mi pareja, sí tengo dos manos estupendas. 

2 Comments

  1. ilun dice:

    disfrutesmos del fin de semana………………..jejejejej

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *